Lifestyle

 Dejamos de pensar que el vestir te da un estatus. –

Llevar lo más caro, lo más bonito o simplemente lo que esta a la moda no es garantía de elegancia, estatus o de comodidad.

Si adquirir prendas caras fuera el secreto de una imagen exitosa, entonces ninguna persona con grandes recursos económicos se vería mal vestida, sin embargo las hay. Estoy segura que lo has visto más de alguna vez.

Nuestra forma de vestir influye en el comportamiento hasta el punto de moldear nuestra estructura mental, este hallazgo es consecuencia del sentimiento de poder que otorgan las prendas de vestir. Debemos saber que hay muchos efectos colaterales en relación a lo que nos ponemos, por supuesto, también influye en la percepción de los demás.

En las mujeres la ropa ha evolucionado a medida que van ganando espacio en el ámbito laboral. En mi opinión como Asesor de Imagen pienso que la moda, las grandes marcas o la belleza, no suma sino logramos personalizarla y hacer que funcione en base a quiénes somos como seres integrales, teniendo claridad de quien queremos llegar a ser. Los estudios, también mi experiencia me lo han confirmado.

Estoy de acuerdo con las palabras de David Navarro cuando dice: «Si la gente te recuerda por como estabas vestido, entonces no estabas bien vestido. En cambio, si te recuerdan por lo bien que te veías acertaste». –

Hoy me encuentro en Montreal, Canadá. Quiero contarles que, después de salir a la calle de shopping casi todos los días visitando Grandes almacenes como Hudson Bay, Eaton, Place Versalles, Complexe Desjardis, Boutique Terranova, Boutique Claudia, que por cierto logré intercambiar opiniones porque habla muy bien el español, en resumen, grandes tiendas dedicadas a nosotras.

El estilo de la mujer canadiense

Las chicas no temen ser ellas mismas, es más, salen de las normas establecidas por la moda, tampoco esperan cumplir con los estereotipos. Pude ver outfit muy atrevidos, modernos y sin reglas en las generaciones Milleniales y Z, sin duda alguna, verdaderas obras de arte inspiradas en los años 50-60. Otros, apuestan por un estilo desenfadado y cómodo.

He llegado a definirlas con una tendencia Street Style, en general, como un estilo ecléctico casi extravagante. Para entender un poco el concepto ecléctico, necesitas combinar elementos de diferentes estilos o influencias. Es una manera muy personal de unir elementos variados o incluso opuestos, piezas lujosas con otras muy básicas, de segunda mano o vintage. Éstas últimas tendencias parecen similares, pero no lo son. Ya les comentaré acerca de esto.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *